Jamil Salmi, experto en educación superior, dictó conferencia sobre desafíos de la educación terciaria en el siglo XXI

El excoordinador del programa de Educación del Banco Mundial se refirió a la llamada “Cuarta Revolución Industrial” y los retos que deben asumir las instituciones técnico-profesionales para adaptar sus mallas curriculares a las nuevas necesidades laborales.

Por medio de una invitación cursada por la Unidad de Estudios UDP-Vertebral, en el contexto de la adjudicación de proyectos Fondecyt de la Universidad Diego Portales, el destacado economista marroquí Jamil Salmi, experto en educación superior y excoordinador del programa de educación terciaria del Banco Mundial, encabezó una conferencia privada con rectores y autoridades académicas de las diversas instituciones que componen el Consejo de Rectores de Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica Acreditados.

La actividad fue encabezada por la plana directiva de Vertebral, encabezada por los rectores Juan Pablo Guzmán (Santo Tomás), Jorge Menéndez (ENAC) y Gonzalo Tomarelli (Iplacex), además del director ejecutivo del Consejo de Rectores, Leopoldo Ramírez y el director de la Unidad de Estudios, José Joaquín Brunner.

En su ponencia, el experto internacional ahondó sobre los desafíos del sistema terciario de educación producto de la cada vez mayor tecnologización y cómo las instituciones de educación superior deben adaptarse para ofrecer en su malla curricular los programas que exige la llamada “industria 4.0”.

“En los últimos años muchos países han sido testigos de reformas y transformaciones significativas en sus sistemas de educación superior, incluyendo la aparición de nuevos tipos de instituciones, cambios en los patrones de financiamiento y establecimientos de nuevos mecanismos de evaluación y acreditación, reformas curriculares e innovaciones tecnológicas. ¿Qué ocurrirá con aquellas instituciones de educación superior que no puedan o no quieran cambiar?”, comenzó diciendo Salmi.

En esa línea, el académico destacó que existen retos relacionados con el acceso a nuevos conocimientos para la innovación y la Cuarta Revolución Industrial, “lo que significará que muchos trabajos desaparecerán, se crearán otros nuevos y también hay otros que se transformarán”, enfatizó.

Agregó que “como el mercado laboral evoluciona rápidamente, los puestos requieren otro tipo de habilidades, mayor creatividad, habilidades sociocognitivas complejas, competencias que permitan la búsqueda de soluciones, y características personales para actuar de manera efectiva en la sociedad, tales como la curiosidad, y el pensamiento crítico e innovador y, en ese aspecto, la formación técnico profesional cumple un rol fundamental”, manifestó.

Asimismo, Jamil Salmi enfatizó que algunas carreras técnicas que se necesitarán en el corto y mediano plazo tienen relación con robótica, cibernética, producción industrial digital, agricultura urbana, especialistas de la economía circular, tecnología del océano profundo y tecnología de las baterías, entre otras materias.

“Si pudiera dejarle alguna recomendación a las instituciones aquí presente sería avanzar siempre en calidad y pertinencia de la oferta académica. No importa si es rápido o más lento, pero ir siempre hacia adelante, avanzar. Ustedes deben definir el futuro de la institución que quieren ser, no permitan que otros definan por usted”, sentenció.

Revisa su presentación acá.